Color Tv-Game, y derivados

También disponible en La Gran N

Llegó Septiembre y cual coleccionable quiosquero comenzamos, para no variar, otra serie de artículos. En esta ocasión será periodismo de investigación a la vieja usanza para traer a la palestra consolas de Nintendo que no llegaron a Europa ¿De que nos privaron?



1977 es el año que marca la entrada de Nintendo en el entretenimiento audiovisual. Antes había tanteado el terreno distribuyendo en Japón la primera videoconsola de la historia, Magnavox Odyssey, pero la compañía vio futuro en estos sistemas y quería hacer algo por si misma. El Presidente de Nintendo por aquel entonces, Hiroshi Yamauchi contrató al hijo de un amigo suyo, un chaval de 25 años llamado Shigeru Miyamoto y le puso a las órdenes del inventor loco de la casa, Gunpei Yokoi, que ya había demostrado que lo suyo era la innovación, y para entrar en un negocio que estaba en pañales la invención era fundamental.

Nintendo siempre ha dado la imagen de innovación, pero en sus pinitos optó por tomar prestadas ideas, no en vano era una toma de contacto, aunque arrasó en el mercado desde el principio. El aparato con el que la compañía inicia su aventura videojueguil se llamó Color Tv-Game 6. ¿6? Algún lector avispado pensará que si hubo una 6, tuvo que haber salido antes la 1, la 2... Pues no, el 6 se refiere a que el divertimento del asunto consistía en jugar a 6 variantes del pong, o "light tennis" como lo llamaron en Nintendo.



A diferencia del Pong de Atari, Color Tv-Game 6 mostraba distintos colores de fondo y obstaculos en algún nivel. Como Nintendo aún carecía de los conocimientos y la tecnología para llevar a cabo un proyecto de esta envergadura, las entrañas de la máquina fueron obra de Mitsubishi Electronics. El diseño si es marca de la casa, y para la ocasión Nintendo pensó en un todo-en-1 en toda regla, porque en una sola carcasa se contenía la videoconsola y dos mandos muy primitivos que consistían en dos ruedecitas que al girarlas se movía el palo del Light Tennis.

No salió de Japón por varios motivos, entre ellos que Nintendo carecía de la infraestructura necesaria para hacerlo, y que el mercado americano estaba ya saturado de maquinas similares, como la Magnavox Odyssey, cuyos derechos de distribución en Japón pertenecían precisamente a Nintendo desde 1974. Pero Color Tv-Game fue un exitazo, tanto que la compañía vio futuro en el mercado de los videojuegos, y se centró exclusivamente en ellos. Tanto fue así que un año después en 1978, comercializó dos nuevos sistemas Color Tv-Game.



La primera se llamó Color Tv-Game 15, y no era otra cosa que una actualización de la anterior, con algún retoque a nivel de diseño como sus formas más redondeadas, dos modelos distintos con la diferencia única del color, y lo más importante en este aspecto fue que los dos mandos estaban unidos mediante cables a la carcasa y por tanto se podían separar. Como su nombre índica, en vez de 6 era posible jugar a 15 variantes del Pong ¿Tanto daba de si ese juego?

Tanto Color Tv-Game 6, como CTG 15 vendieron más de un millón de unidades cada una, a un precio de unos 50€, y Nintendo vio tanta tela por cortar que el mismo año, 1978, sacó otra videoconsola más y esta vez si, algo novedoso. La llamaron Color Tv Racing 112, y no, no son 112 variantes de nada, es un juego de coches con un volante y una palanca. Y la consola también incluía dos controles más pequeños para poder jugar 2 personas simultáneamente.



El juego, con distintos modos, no era de carreras sino de conducción en linea recta adelantando y esquivando coches. La perspectiva era a vista de pájaro, nada de grandes alardes que aún no había llegado ni siquiera la decada de los 80. Un cameo de este juego se pudo ver en Wario Ware Inc. de GBA en 2003. A pesar de lo innovador del asunto, esta consola no arrasó como las anteriores, y vendió alrededor de 150.000 unidades. A pesar de ello Nintendo no se rindió, y siguió con paso firme en el mercado de los videojuegos.



Un año después, en 1979, vio la luz otra maquinita de Nintendo de la serie Color Tv, la Block Kuzushi, con importantes novedades. Desterraban para siempre los numeritos al final del nombre (6, 15, 112) lo cual no deja de ser bueno, y usaban un juego de más profundidad como es una versión del BreakOut, que no deja de estar basado en el Pong pero es bastante más ameno, variado y adictivo. Además graficamente mostraba más colores en pantalla que las anteriores máquinas.

A diferencia de las anteriores, y por el tipo de juego, no contemplaba el multijugador. Girando la rueda se movía la barra para golpear la bola y conseguir las carambolas necesarias para eliminar todo rastro de los bloques en la parte superior de la pantalla. Nuevos niveles esperaban al completar cada fase.



El diseño exterior de la máquina fue uno de los primeros trabajos, si no el primero, de Shigeru Miyamoto, ese joven que entró poco antes en Nintendo enchufado por su padre y que acabó siendo el faro que guía toda la industria. El diseño no era la ergonomía hecha plastico, pero no se le puede negar cierto atractivo. Aunque lo realmente importante de la Color Tv Block Kuzushi, el dato que marca un antes y un despuñes es que fue la primera videoconsola concebida, diseñada y fabricada en su integridad por empleados de Nintendo, y también la primera en llevar el logotipo de la compañía bien visible en la carcasa.

Ya tenemos la primera consola 100% Nintendo, y en 1978 Nintendo ya había desarrollado su primer videojuego arcade, Computer Othello, por lo que el siguiente paso sólo podía darse aunando ambas cosas. Y así fue, porque en 1980 salió a la venta Computer TV Game, un port doméstico del arcade de Nintendo. Computer Othello no era otra cosa que una adaptación desarrollada por Ikegami Tsushinki del clásico juego de mesa Reversi.



El diseño es muy deudor del ya visto en las Color Tv, también sus características técnicas. Pero el mercado estaba ya muy saturado de máquinas similares, con todas las compañías copiandose las unas a las otras, también Nintendo, por lo que hacía falta un cambio para diferenciarse y dar la posibilidad de sacar la cabecita entre tanto aparato. Por ello Computer Othello marca el fin de una era en Nintendo, es la última consola de sobremesa (las Game & Watch combaten en otra guerra) que no permite el almacenamiento de juegos en cartuchos, discos o cualquier otro soporte independiente de la consola.

Se podría haber seguido por ese camino, sacando otra máquina todo-en-1 con, por ejemplo, 29 versiones de Galaga, o 59 del Pacman, pero se optó por tirar del carro y tardaron 3 años en sacar su nueva máquina, la Family Computer, o FamiCom, que llegó a Europa en 1987 con el nombre de Nintendo Entertainment System, NES.

3 Comentarios:

gamboi dijo...

Ostia macho, y yo que me como la cabeza pensando de donde viene el "primitivo jueguecito de coches" del Wario Ware Inc en las pruebas del cabezón retro :D... y mira por donde.

No tenía ni idea de la existencia de la mitad de estas máquinas xDDD (las Color TV Game si me sonaban).

Buonissimo articolo bambino, as usual.

Modo 7 dijo...

Gracias por el comentario. A ver cuando regresas a la blogosfera activa, que ya hay ganas de volver a viajar desde Gamboi a Pleisteichon

Roy Ramker dijo...

Que artículazo! nunca dejes de sorprendernos con estos artículos Modo7, siempre se aprende algo nuevo ;)